Revire del 15 de abril de 2019

Guanajuato está fuera de control. La delincuencia, a pesar de la presencia de las fuerzas armadas, sigue operando impunemente. Una vez más la estrategia para intentar frenar a las bandas del crimen organizado ha fallado. Todos los días hay muertes violentas en la entidad. Comandos que actúan a cualquier hora tienen aterrorizada a la población. Una muestra de la anarquía que impera en esa zona del Bajío, es la increíble noticia de que la Cruz Roja en Salamanca decidió el fin de semana suspender el servicio. El motivo: la tarde del sábado reciente, un grupo de hombres armados cerró el paso a una ambulancia de la institución para llevarse a un herido de bala que transportaban hacia un hospital. La integridad de los paramédicos es evidente que estuvo en peligro. Si los malhechores no respetan a la benemérita Cruz Roja y las corporaciones policiacas y castrenses no pueden contenerlos, la cosa está muy grave.

Add This: