Revire del 14 de septiembre del 2021

La oposición en el Senado se unió de manera firme para obligar a que Morena retirase de la Ley Federal de Juicio Político y Declaración de Procedencia, la facultad que otorgaría a la Cámara de Diputados imponer su criterio en los casos de desafuero de gobernadores, así, los Congresos locales conservarán tal atribución. Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, hubo de operar fino para lograr que la minuta proveniente de la Cámara baja fuese aprobada de manera unánime. Aunque aún falta que sea votada nuevamente en San Lázaro, la referida ley es un descalabro más a los deseos autoritarios y vengativos de Palacio Nacional. Si hay pruebas fehacientes, los gobernadores deben ser sujetos del desafuero conforme a la ley, pero éste no debe estar basado en caprichos, vendettas, o alucinaciones del gobierno en turno. Efectivamente, nadie debe estar por encima de la ley, empero tampoco a expensas de berrinches sexenales.   

Add This: