Revire del 14 de octubre de 2016

En sus frecuentes dislates, el dueño de Morena, don  Andrés Manuel López Obrador, encuentra ocasionalmente algún momento de lucidez. Como el de ayer, donde aseguró que los casos de Javier Duarte, Miguel Ángel Yunes y Guillermo Padrés son una “tragicomedia”. Y efectivamente, el señor que ha mandado al diablo a las instituciones tiene toda la razón. Los tres personajes a los que se refirió son sencillamente indefendibles y forman parte de la depredadora fauna política que padecemos en el país. El PRI defendió a Duarte hasta que perdió las elecciones en Veracruz; Yunes es un “trapecista” de dudosa reputación, y en el tema de Padrés y todas las tropelías que cometió durante su gobierno, el PAN fue omiso de manera cómplice. Todo un circo que, por grotesco, es de pena ajena. Así que, por esta vez le damos la razón al “Peje”, aunque él forma parte del elenco circense.   

Add This: