Revire del 14 de diciembre de 2018

No supo disimular: Andrés Manuel López Obrador, el titular del Ejecutivo, asistió de mala gana al informe de actividades del presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales. En medio de la confrontación por la disminución salarial a la que se oponen en el Poder Judicial; resistencia liderada por los propios ministros del máximo tribunal, el rompimiento es evidente. Este jueves, López Obrador mostró un semblante de fastidio al estar ahí escuchando a quien se volvió uno de los principales opositores a la Ley de Remuneraciones. Más, cuando Aguilar Morales espetó en su discurso: “Su presencia señor Presidente de la República, en este Tribunal Constitucional, al igual que la presencia de los que integramos esta Suprema Corte en su toma de protesta, es expresión de la normalidad democrática con la que estamos obligados a conducirnos quienes representamos a las instituciones del Estado Mexicano”. AMLO no se quedó a la comida. ¿Por qué sería?

Add This: