Revire del 13 de septiembre del 2021

México asombra a propios y extraños. Tanto por grandes sucesos como por hechos vergonzosos. El surrealismo es parte de la vida nacional. Pero todo lo anterior lo rebasa la execrable clase política. Esa que se roba miles de millones de pesos a través de estafas maestras, la que dice defender al peso como un perro, que envía el Ejército a combatir al narco sin una estrategia clara y eficaz u ordena liberar a un capo detenido por las fuerzas armadas. Los latrocinios son parte del comportamiento político. Sólo igualan tan deleznable conducta las componendas que sexenio tras sexenio se cometen de manera burda. Como la propuesta del Presidente para imponer en la embajada de España al gobernador priista de Sinaloa, Quirino Ordaz con el fin de “restablecer las relaciones a plenitud” con aquella nación. Relaciones dañadas por el propio AMLO. La oposición acusa que el narco habría operado en Sinaloa a favor de Morena durante el pasado proceso electoral. ¿Premio?

Add This: