Revire del 13 de julio del 2021

La relación del pueblo cubano con el mexicano es muy estrecha. El afecto entre ambos es de los mejores en el mundo. No obstante, a nivel gobierno el vínculo no está al mismo nivel. La dictadura cubana ha resentido altibajos y en algunos casos desdén. Imposible olvidar la ofensa del entonces presidente Vicente Fox hacia Fidel Castro a quien en marzo del 2002 durante una llamada telefónica, el panista pidió a su contraparte “comer e irse” luego de participar en la Cumbre de la Américas a celebrarse en Monterrey para no coincidir con George W. Bush, mandatario estadunidense. Efectivamente, Fidel asistió a la Cumbre, comió y se marchó. Ya en la administración obradorista, los afectos volvieron a los autócratas comunistas que tienen sometido a su pueblo cubano. Con el repudio de la comunidad internacional, los vulgares dictadorzuelos que rigen los destinos de Cuba reprimen a los inconformes. Miguel Díaz- Canel no merece ningún tipo de ayuda.

Add This: