Revire del 13 de agosto de 2018

Mucho se presume en los discursos oficiales lo que se conoce como “bono demográfico”, es decir, el alto número de jóvenes que hay en el país: unos 37.5 millones equivalentes al 30.6%.  Y efectivamente, en otra nación lo sería, particularmente en una desarrollada. Sin embargo, en México el talento y poder de este grupo social es desperdiciado. Así lo confirma la información dada a conocer por el Coneval este domingo donde establece que en 2017, del total de personas jóvenes ocupadas (entre 12 y 29 años), el 59.9% se encontraba en empleos informales. En 2016, el 50.6% de los jóvenes contaba con ingresos mensuales insuficientes para cubrir el valor de una canasta alimentaria más bienes y servicios, lo que incluye además de comida, transporte público, educación, cultura y recreación, cuidados de salud, entre otros elementos. Ah, y de los que no pueden acceder a la educación pública, mejor ni hablar. ¡Lamentable!

Add This: