Revire del 12 de febrero de 2019

El cinismo de ciertos personajes, cuya reputación está en entredicho y que se colaron en la administración del presidente López Obrador, es de terror. Uno de esos “políticos” es el líder de los mineros, Napoleón Gómez Urrutia, hoy protegido por Morena  a través de una curul en el Senado de la República. Sucede que este adalid del sindicalismo, anunció la creación de su central obrera bajo el nombre de Confederación Sindical Internacional Democrática. A través de esta organización, Gómez Urrutia “ayudará en la transformación de México hacia la democracia, libertad y defensa de los derechos de los trabajadores”. Por lo menos eso es lo que dice este legislador que fue  denunciado por supuestos malos manejos de los recursos del sindicato que representa. Es evidente que “Napito” está lleno de soberbia por el apoyo presidencial. Pero el desprestigio ante la sociedad ni en Palacio Nacional lo pueden quitar, pues es superlativo.   

Add This: