Revire del 11 de octubre de 2021

Por si no tuvieran bastantes frentes abiertos en Palacio Nacional. Este fin de semana un misil impactó en la línea de flotación palaciega. Sucede que la periodista Lourdes Mendoza atrapó en imágenes al probo exdirector de Pémex, Emilio Lozoya, departiendo en el exclusivo restaurant Hunan, ubicado en las Lomas de Chapultepec, en Ciudad de México. Lozoya, está acusado de delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita y por ello fue extraditado de España. Las acusaciones derivan de la venta de Agro Nitrogenados y de supuestamente haber recibido 10 millones de dólares en sobornos para beneficiar a la constructora brasileña Odebrecht. El gobierno obradorista armó tremendo circo con la detención del funcionario en el sexenio peñista, pero en cuanto llegó a México le ha dispensado trato VIP. No ha pisado la cárcel y se da la vida de lujos a la que está acostumbrado. Es evidente el pacto de impunidad.

Add This: