Revire del 11 de noviembre de 2016

Guillermo Padrés Elías y el PAN no permitieron que el gobierno priista se colgara la medalla de su captura. El ex gobernador de Sonora, señalado por la PGR de haber realizado operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada, se entregó ayer después de anunciarlo durante una entrevista en un noticiario matutino. Cayó el prófugo panista y deberá rendir cuentas. Luego de esto, surge la obligada pregunta: ¿Qué pasa con el otro “goberladrón” que se “escapó”?, el del PRI, ese que alguna vez fue considerado como ejemplo de la nueva generación de “talentosos” políticos priistas, sí, Javier Duarte de Ochoa, acusado de “birlarse” 35 mil millones de pesos y provocar la bancarrota de Veracruz. ¿Aún lo protege su partido? ¿En qué momento se entregará? La duda es si lo anunciará con Loret de Mola, Denise Maerker, en Hoy, o en Matutino Express. Así está el vodevil.   

Add This: