Revire del 11 de marzo de 2019

Un centenar de días transcurrieron desde que Andrés Manuel López Obrador asumió el poder en México. Durante ese tiempo, sólo hay una cosa incontrovertible: el líder morenista revolucionó la manera de ejercer la Presidencia. Bajo la premisa de terminar con la corrupción, el tabasqueño ha hecho creer a sus simpatizantes que esta es la panacea con la cual se van a solucionar los muchos y graves problemas que padecen los mexicanos. En realidad, lo destacado durante la gestión obradorista es el combate en contra del robo de hidrocarburos, lo cual, a pesar del perjuicio económico que durante semanas ocasionó a empresas y ciudadanía, fue visto con simpatía. Hasta ahí lo positivo en el balance de los 100 días de gobierno. En contraparte, lo negativo es mucho: violencia al alza, cancelación del Aeropuerto en Texcoco, retiro del apoyo a las estancias infantiles, despido de miles de burócratas, descalificación de los críticos, y una muy larga lista de etcéteras.

Add This: