Revire del 11 de junio del 2021

La mal llamada cuarta transformación muestra sin pudor, de manera recurrente, cómo se las gastan ciertos de sus integrantes. Este jueves se conoció que Alejandro Gertz Manero, el fiscal general “autónomo”, pudo ingresar al Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt, con el máximo nivel III. El descaro no puede ser mayor ni las complicidades menores para otorgarle tal beneficio. Gertz Manero, por cierto acusado de usar influencias de su puesto para orquestar un proceso judicial ilegal con el fin de recuperar cuentas y bienes de su hermano Federico, ya fallecido, además de encarcelar a su excuñada e hijas, carece de los méritos para tal distinción. Antes, fue rechazado en cinco ocasiones por los respectivos comités evaluadores. Hoy, cuando el octogenario funcionario es el titular de la FGR y la cuestionada María Elena Álvarez-Buylla está al frente del Conacyt, se le concede el vergonzoso regalo luego de que durante once años no pudo obtenerlo. ¡Qué tal!   

Add This: