Revire del 11 de enero de 2022

Sucedió que el “ligero repunte” de Covid-19 alcanzó también al Presidente. El “Covidcito” no entiende de jerarquías políticas, tampoco de palabrería, menos de estampitas ni detentes. El ómicron, la nueva variante del SARS-CoV-2, es altamente contagiosa y puede, incluso, evadir la protección de las vacunas. Desdeñar lo pernicioso del virus, como lo han hecho funcionarios obradoristas, es irresponsable y desorienta a la población. Estamos en plena cuarta ola de la pandemia y así debe tratársele, con sumo cuidado y medidas eficaces tanto del gobierno como de la ciudadanía. Acelerar la vacunación es indispensable. Quienes piensan, de manera mezquina, que porque hay menos decesos no hay que espantarse, esto sólo colabora a que no pocos mexicanos relajen las medidas sanitarias y se contagien y contagien a más gente. Así que Sheinbaum, Gatell y compañía, bien harían en comportarse de manera honesta en sus opiniones.    

Add This: