Revire del 11 de abril de 2019

Para Ricardo Monreal Ávila, el coordinador de los senadores morenistas, en el Poder Judicial hay “circuitos de corrupción”. Las declaraciones del zacatecano son una perogrullada. Es vox pópuli que las corruptelas están profundamente arraigadas en el sistema judicial mexicano. Desde el policía ministerial, pasando por el nefasto Ministerio Público, hasta jueces y magistrados, cargan a cuestas el bien ganado prestigio de corruptos. Desde luego que habrá excepciones de funcionarios judiciales que desarrollen su labor de manera eficiente y proba, pero son eso, rarezas. El pasado 13 de febrero,  el Consejo de la Judicatura dio a conocer la destitución de dos magistrados federales por actos de corrupción. Una semana después, el organismo resolvió  destituir a un juez de Distrito del estado de Veracruz por corrupción.  Estos son dos ejemplos recientes. Bastaría echar un vistazo atrás para encontrar más casos de la podredumbre en el aparato judicial, uno de los mayormente repudiados por la sociedad.  

Add This: