Revire del 10 de noviembre de 2021

Al presidir este martes el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el presidente López Obrador propuso instaurar un Estado Mundial de Fraternidad y Bienestar y señaló como principal obstáculo para establecerlo, a la corrupción en todas sus expresiones: los poderes transnacionales, la opulencia y la frivolidad como formas de vida de las élites; el modelo neoliberal que socializa pérdidas, privatiza ganancias y alienta el saqueo de los recursos naturales y de los bienes de pueblos y naciones. El deseo del mandatario es válido. Para ello, sería muy bien visto que empezara por corregir en su equipo de trabajo. Si habla de opulencia y frivolidad de las élites, ahí están Manuel Bartlett, Mario Delgado y Hugo López-Gatell por mencionar algunos de ellos. Si de corrupción se trata, van por delante sus hermanos Pio y Martín que han sido exhibidos recibiendo dinero en efectivo. Empezar por limpiar la casa sería una muestra contundente de congruencia, honradez y liderazgo.

Add This: