Revire del 10 de mayo de 2022

El gobierno actual tiene, entre sus indiscutibles logros, el haber registrado el año más violento. También el de las múltiples masacres, feminicidios, desaparecidos, extorsiones, cobros de piso y contar con más pobres que en administraciones anteriores. Pero uno de los más destacados, es el de los asesinatos de periodistas. Hace apenas una semana fue ejecutado en Sinaloa, Luis Enrique Ramírez, y este lunes fueron privadas de la vida por sicarios, las comunicadoras Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García, en Cosoleacaque, Veracruz. Sin dilación, apareció la miserable verborrea oficial para afirmar que no habrá impunidad. Una burda mentira que se repite en cada agresión a periodistas. Sin el indispensable periodismo que informe a la sociedad, la democracia en México se derrumba cada día. Es evidente que el cacareado estado de derecho es una caricatura. Hoy, son los criminales quienes de facto censuran a los medios. ¿Y el gobierno?

Add This: