Revire del 10 de enero de 2017

El Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, firmado ayer en Los Pinos, ni es acuerdo, ni protegerá a la familia. Nadie puede asegurar que los signatarios cumplirán lo que se cocinó al vapor. Por lo pronto, la Coparmex se negó a suscribir el documento por considerarlo “improvisado, incompleto e insuficiente”. Además, afirma: “Particularmente, el Gobierno, quien administra los recursos públicos, está obligado a asumir compromisos específicos para mejorar el manejo del presupuesto, eficientarlo, transparentarlo y, en su caso, corregir o castigar su mal uso”. Y para que no queden dudas, el organismo patronal coincide con la enorme mayoría de la sociedad: “Los mexicanos necesitan urgentemente un liderazgo que ponga la mirada en los temas relevantes, que con serenidad los afronte sin miedo, con cambios de fondo, que genere consensos sociales en todos los sectores. Que verdaderamente coloque a México como prioridad”. ¡Ups! Dolió.

Add This: