Revire del 09 de marzo de 2021

Este lunes 8 de marzo, en el cual se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, representa un punto de quiebre para Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República. Con muchas promesas incumplidas a cuestas, el tabasqueño tiene una deuda enorme con la población en materia de seguridad, empleo, crecimiento económico y servicios de salud públicos. A esto se agrega la pandemia de covid-19 enfrentada de manera pésima por la administración obradorista y que acumula 191 mil muertes según las autoridades, aunque en realidad es más del doble, según expertos. En el país no se ha terminado la corrupción, como presume el tabasqueño, tampoco las masacres, miles de ciudadanos carecen de empleo, las inversiones se van retirando y la campaña de vacunación anticovid es un fiasco. Pese a la cauda de yerros, López Obrador decidió agregar otro a tan larga lista: confirmar su desprecio a las mujeres mediante una valla en Palacio.

Add This: