Revire del 09 de diciembre de 2016

La repentina fama de Rubí Ibarra García, la quinceañera que se convirtió en una celebridad al anunciar sus XV años en las redes sociales, ha sido objeto del consabido manipuleo de los oportunistas. Programas de televisión, empresas y políticos se colgaron de inmediato a la efímera notoriedad de la joven potosina convertida de momento en envidiada “rock star”. Nada de lo anterior habría obtenido Rubí si el video donde su padre invita a “todos” al festejo hubiese pasado inadvertido. Todos los días miles de adolescentes mexicanas cumplen 15 años sin la posibilidad de festejo alguno, por el contrario, sobreviven en medio de pobreza, violencia y discriminación. El peligroso Estado de México es uno de los lugares donde más se ataca a las mujeres, en 11 de sus municipios hay alerta de género. Ojalá que el señor gobernador Eruviel Ávila también pusiera verdadera atención al grave problema de los feminicidios.

Add This: