Revire del 08 de octubre de 2021

Quienes se adueñaron de los despojos del PRI carecen de vergüenza. Alejandro Moreno es la marioneta de los verdaderos controladores del vetusto partido. Pero ahí anda el ex gobernador campechano, en el descarado escarceo amoroso con el gobierno obradorista, dispuesto a votar favorablemente la reforma eléctrica del presidente López Obrador. La nomenclatura del Revolucionario Institucional nada aprendió del por qué dos veces los echaron de la Presidencia. Una sociedad harta de las corruptelas, de los funcionarios ladrones y de las innumerables pifias en la conducción del país, manifestó el abrumador repudio en las urnas. Hoy, la cúpula del tricolor volvió a las andadas. Retoman el gatopardismo que los distinguió durante años en el poder. Pero olvidan una cosa fundamental: la sociedad se transformó y no se deja engañar. Si “Alito” y compañía –con una enorme cola para pisarles-, avalan la reforma de AMLO, será su epílogo.

Add This: