Revire del 08 de noviembre de 2016

Este martes los estadunidenses y el mundo sabrán quien será el próximo presidente de la unión americana. Para México, el resultado será determinante. La dependencia de nuestro país con el vecino del norte es muy alta, por ello, también demasiado peligrosa. Sabemos todos que cuando Estados Unidos padece un “catarrito”, a la república mexicana le da pulmonía. Sea cual sea el resultado electoral, le esperan años difíciles a la nación azteca. Donald Trump, con su esquizofrenia y odio a los mexicanos es más que una seria amenaza. En tanto, Hillary Clinton está lejos de ser precisamente una perita en dulce y seguramente no olvidará el agravio del gobierno de Enrique Peña Nieto con la invitación hecha al loco Trump. En Los Pinos deben estar tronándose los dedos ante la zozobra, pues el panorama luce sombrío y existe la posibilidad de que deban cotizar un muro enorme.   

Add This: