Revire del 08 de junio de 2022

Cuando el río suena es que agua lleva, dice el conocido adagio. La semana pasada, Porfirio Muñoz Ledo, exdiputado de Morena y uno de los políticos más relevantes en la 4T, acusó de narcogobierno a la administración de López Obrador. Este martes, el senador estadunidense, Marco Rubio, señaló que AMLO ha entregado secciones de México a los cárteles de la droga. Ambas imputaciones no son poca cosa e impactan directamente la cacareada honestidad del tabasqueño. Tales misiles tienen efectos no sólo a nivel nacional, sino en el extranjero. Además, incrementan la percepción, cada vez más grande, de que López Obrador, defiende y protege a grupos criminales. La liberación de Ovidio Guzmán en el fatídico “Culiacanazo”, más las recientes y muy desafortunadas declaraciones del mandatario en el sentido de que su gobierno cuida a los integrantes de grupos criminales porque son seres humanos, soportan los dichos de Muñoz Ledo y Rubio.   

Add This: