Revire del 08 de abril de 2022

La Suprema Corte de Justicia de la Nación fue sólo flor de un día. Cuando sus resoluciones últimas permitieron suponer que los ministros habían decidido al fin actuar por su cuenta en estricto respecto a la ley y dejar de estar subordinados a los intereses de Palacio Nacional, llegó la realidad. Cuatro ministros, entre ellos su presidente, Arturo Zaldívar, mostraron lo contrario. Sin pudor alguno, dejaron como válida la Ley de la Industria Eléctrica promulgada en el 2021. La cuarteta de quienes votaron a favor de echar para atrás la acción de inconstitucionalidad promovida por senadores de la oposición, son ministros proclives a lo que ordena el presidente López Obrador. Así, el máximo Tribunal confirma que se alinea al poder en turno. Su autonomía sólo es en el papel. La realidad muestra otra cosa. Es una afrenta para los ciudadanos que cada vez confían menos en el Poder Judicial.

Add This: