Revire del 07 de noviembre de 2018

En México existe una gran discriminación hacia las parejas consideradas “no tradicionales”. Quienes optan por ese tipo de convivencia se enfrentan a un sinnúmero de obstáculos de todo tipo. Entre ellos la negativa del IMSS e ISSSTE para proporcionar seguridad social a cónyuges y concubinos del mismo sexo. Por eso cobra trascendencia la aprobación del Senado que asegura el acceso y disfrute del derecho a la seguridad social, servicios y prestaciones a los mexicanos que se encuentran en la condición referida. El proyecto avalado este martes en la Cámara alta, modifica las leyes de ambas instituciones y elimina, además, el lenguaje sexista y discriminatorio de esos ordenamientos. Sin duda nuestra nación ha dado un paso trascendental en la igualdad de derechos y eliminar así, la exclusión de la que por años han sido objeto los ciudadanos cuya preferencia sexual no se ajusta a lo “normal”, según la óptica de algunos sectores sociales.

Add This: