Revire del 07 de junio del 2021

Este domingo, contra los justificados pronósticos de apatía, en México se percibió un ambiente festivo durante la jornada electoral. A excepción de algunos puntos perfectamente identificados, donde la violencia y provocación se hizo presente, en general las elecciones más grandes de nuestro país se realizaron bien y con flujo mayor de votantes que el esperado, no obstante el complicado entorno en que se llevaron a cabo. Pandemia, violencia e inseguridad, candidatos y políticos asesinados desde que inició el proceso electoral, hartazgo y polarización social, son algunos factores. La joya de la corona en disputa es la renovación de la Cámara de Diputados sin menospreciar las 15 gubernaturas en juego. Más allá de filias y fobias y de que en la República las cosas no marchan bien, es de aplaudir el interés ciudadano por plasmar mediante el sufragio su apoyo o inconformidad hacia el gobierno obradorista. Sólo con votos se van los malos gobiernos.

Add This: