Revire del 07 de junio de 2022

Desde hace semanas, especialistas advirtieron de la inminente llegada a México de una quinta ola de Covid-19. Funcionarios negligentes e irresponsables minimizaron el riesgo. Hoy es una realidad, tanto, que las autoridades de Salud anunciaron este lunes que reanudarán la publicación diaria del número de casos y defunciones a causa del pernicioso virus. No sólo es responsabilidad de la gente, que en muchos casos se comporta como si la pandemia hubiese terminado, sino del gobierno que en cierto modo alienta esa idea. Dejar de lado la obligatoriedad en el uso del cubrebocas, tal como sucede en la capital de la República, para evitar pagar el costo político, es francamente criminal. Escuchar a embusteros como el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, minimizar el alto riesgo que representa el nuevo embate del virus, significa que en Palacio Nacional no han entendido nada y en realidad poco les importa la salud y vida de los mexicanos.

Add This: