Revire del 07 de abril de 2022

La secretaría de Gobernación ha tenido titulares de toda clase, desde cínicos tramposos a los que se les cayó el sistema en plenas elecciones, pasando por personajes menores y políticos silvestres muy limitados. Hoy, Adán Augusto López es la muestra de estos últimos. Sin mayor mérito que ser paisano y muy cercano desde hace años a López Obrador, el exgobernador de Tabasco fue impuesto en el Palacio de Cobián. Corto en el trato político y para expresarse, López Hernández es incapaz de enfrentar a los medios. Simplemente dice, cuando se le pregunta acerca de un tema incómodo, como el caso del avión de la Guardia Nacional donde viajó, junto con otros funcionarios, a promover la “revocación de mandato”, que no dará declaraciones. Eso lo pinta de cuerpo entero. La comunicación política es vital. Por lo pronto, el INE dictó medidas cautelares al secretario de Gobernación por andar promoviendo muy docilmente la revocación.

Add This: