Revire del 06 de septiembre del 2021

Tal parece que los partidos opositores se afanan en cometer errores que no sólo aumentan su desprestigio entre la opinión pública, sino que sirven como blanco perfecto a los virulentos ataques del presidente López Obrador. Es el caso del yerro cometido por el PAN la semana pasada en el Senado, donde su coordinador, Julen Rementería, recibió al dirigente de VOX, un controvertido partido español de ultraderecha que es repudiado en aquella nación y otros lares del mundo por su filosofía xenófoba y racista que raya en el fascismo. Pero no sólo fue admitido con gran alegría por el panismo en el recinto senatorial, sino que firmaron una “Carta de Madrid” para frenar el hoy inexistente comunismo, entre otras cosas. El PAN se ha equivocado de modo rotundo y deja un profundo malestar entre aquellos que lo favorecieron con sus votos el 6 de junio último. Una torpeza como esa es inadmisible en política y condenable desde la parte ética.

Add This: