Revire del 06 de septiembre de 2018

Los recientes sucesos en la UNAM, donde estudiantes del CCH y de otros planteles, fueron brutalmente agredidos el lunes pasado por una horda de porros, mientras se manifestaban pacíficamente en Ciudad Universitaria, enciende otros focos rojos en este México donde ya no cabe más violencia. La Universidad Nacional se ubica entre las más prestigiadas a nivel mundial. No obstante, hace malabares con un presupuesto a todas luces insuficiente. Cada año se incrementa la matrícula, por lo que resulta mezquino regatearle recursos. Cuando actualmente el país se encuentra en una especie de limbo político, los aviesos “intereses externos”, como los definió el rector Enrique Graue, se hacen presentes para tratar de incendiar a la máxima casa de estudios y, con ello, de paso desestabilizar a la Nación. Muchas fuerzas oscuras concurren en la UNAM: narcomenudeo, delincuencia, cotos de poder y grupos políticos, entre otros. ¿De quién es la mano que mece la cuna?   

Add This: