Revire del 06 de octubre de 2021

Si hay alguien que deba recibir la Medalla Belisario Domínguez, es precisamente la maestra y senadora por Morena, Ifigenia Martínez Hernández. Una distinguida mexicana que, entre otras cosas, fue la primera mujer en dirigir la Facultad de la Economía de la UNAM, cofundadora de la Cepal y en seis ocasiones legisladora de la República, además de haber sido embajadora de México ante la ONU. Una trayectoria muy brillante. Sin duda, decisión acertada del Senado. Por el contrario, como sociedad lastima que otra senadora, Lilly Téllez, ahora incorporada a la bancada del PAN, sea lanzada a la hoguera por el mismísimo presidente López Obrador al decir que no asistirá a la ceremonia porque la sonorense lo va a enfrentar. Bastó la señal del tabasqueño en una de sus mañaneras para que la horda de fanáticos amenazara de muerte a la legisladora y su hijo. Es absolutamente condenable esta violencia alentada desde el púlpito palatino.  

Add This: