Revire del 06 de julio del 2021

La detención de Luis Cárdenas Palomino, brazo derecho de Genaro García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública Federal en el sexenio de Felipe Calderón, sigue destapando la cloaca de corrupción, abusos y negocios que se generaban al interior de la extinta Policía Federal. Cárdenas Palomino está acusado de tortura en México y es buscado por las autoridades de Estados Unidos bajo el supuesto de brindar protección al Cártel de Sinaloa cuando se desempeñó como director de Seguridad Regional en la institución policiaca. Más allá de la evidente carga política que rodea el tema de García Luna, hoy preso en la unión americana, es bueno que las sistemáticas injusticias y atropellos en que incurren los diversos cuerpos policiacos, en especial sus altos mandos, sean erradicados mediante la estricta aplicación de la ley. No obstante, el gobierno no debe caer en inmorales venganzas ni en la condenable tentación de castigar a meros  “chivos expiatorios”.     

Add This: