Revire del 06 de enero del 2022

Este miércoles, el gobierno de México informó de 20,626 nuevos casos de covid-19 en las 24 horas previas. La mentira oficial de pretender reducir la cuarta ola a un “ligero repunte” quedó al descubierto de manera contundente. Ni el más ingenuo de los ciudadanos, si es que lo hay, creyó el burdo embuste. Con aglomeraciones alentadas desde el mismo gobierno, no se podía esperar otra cosa. Y no se trata de caer en catastrofismos, ni de que “nos metan miedo”, se trata de ver las cosas como son. México no está aislado del resto del mundo, ni es inmune a los efectos perniciosos de las variantes del SARS-CoV-2, y no lo es porque faltan millones de connacionales por vacunar, incluyendo a los niños. También por su intensa interactividad con Estados Unidos, donde Ómicron está arrasando y rompiendo records de contagios. La demagogia no ayuda y es un lastre para prevenir los contagios. Reconocer el problema es imprescindible. 

Add This: