Revire del 06 de diciembre de 2016

Se conoció otra “joya” de un distinguido militante del PRI: César Duarte, ex gobernador de Chihuahua. Sucede que en la entidad norteña, según una investigación periodística de Televisa, descontaban a empleados del gobierno entre el 5 y 10% de sus sueldos para entregarlo al partido tricolor. La inmoral e ilegal trama debe ser investigada a fondo para que los autores sean castigados con todo rigor. Ahí está otra muestra fehaciente de cómo se las gasta el Revolucionario Institucional. Las mismas añejas trampas y reprobables costumbres del “dinosaurio” perverso y depredador. Es cuestión de rascar sólo un poco en las administraciones priistas que concluyeron, para que aparezca la podredumbre, la corrupción y los abusos recurrentes. Con todo el cúmulo de “irregularidades” que ha sido señalado y documentado en los estados donde hicieron de las suyas los virreyes del PRI, cabe preguntar ¿hasta cuándo durará la protección?   

Add This: