Revire del 06 de abril de 2022

Por segundo día consecutivo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación aplicó un strike al presidente de México. Esta vez, el Tribunal Supremo eliminó por mayoría, el control discrecional de López Obrador sobre los ahorros del gobierno. Así, se elimina que el titular del Ejecutivo pueda “decidir por decreto el destino de los recursos públicos generados como resultado de la implementación de medidas de austeridad”. La decisión de los ministros no gustará al mandatario, lo enfurecerá; en primer lugar porque no le gusta que lo contradigan, y en segundo porque le atan las manos a la hora de disponer de los recursos públicos para destinarlos a su programas clientelares o a sus obras faraónicas. Conforme transcurre el sexenio, el presidente López Obrador pierde irremediablemente poder, es normal. Aunque sigue conservando alta popularidad, eso no evita que el Poder Judicial se vaya desmarcando. Lo comprobamos en las dos resoluciones.

Add This: