Revire del 05 de septiembre de 2018

Morena exhibió este martes en el Senado lo que será su línea a seguir durante la legislatura que recién comenzó. En una primera votación, el pleno no aprobó la licencia por tiempo indefinido solicitada por Manuel Velasco para poder separarse de las actividades legislativas con objeto de reintegrarse a su labor como gobernador de Chiapas. Hasta ahí quedaba la decisión contundente de la mayoría de los senadores. Pero inició entonces el desaseo y la voluntad de la mayoría morenista. Horas después se realizó una segunda votación donde el mayoriteo de la bancada de Morena y sus aliados se impuso para avalar la solicitud del junior Velasco; 80 legisladores de 128 (dos terceras partes) votaron a favor de la petición. Como se ve, la promesa de AMLO y compañía de no imponer su mayoría de manera arbitraria, quedó en eso, en una oferta utópica. Por sus actos los conoceréis, no hay duda alguna.

Add This: