Revire del 05 de octubre de 2016

En el gobierno federal insisten con vehemencia, que la economía del país avanza por el camino correcto. Por su parte, el secretario de Hacienda asegura que el actual volumen de la deuda mexicana es “manejable”. No obstante, el optimismo oficial no es compartido por los diversos sectores sociales cuando la cotización del dólar ronda los 20 pesos, los precios de las gasolinas alcanzaron niveles de extrema carestía y de que este martes el Fondo Monetario Internacional recortó el pronóstico de crecimiento para el PIB 2016, al ubicarlo en 2.1%. Salvo determinadas industrias que marchan viento en popa, la generalidad de empresas resiente ya los efectos de la desaceleración económica en la república mexicana, en especial las pequeñas y medianas que prácticamente viven al día. No se diga las afectadas por los bloqueos de la CNTE en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán. Ya hay focos de alerta encendidos.       

Add This: