Revire del 05 de noviembre de 2021

Mientras se realiza otro capítulo del “Circo Lozoya”, México sigue hundiéndose cada vez más en un mar de sangre a causa de la inseguridad y violencia que impera en el país. Entretanto, el presidente López Obrador defiende a ultranza su estrategia de “abrazos, no balazos”. Pero sucede que los criminales ignoran al mandatario y operan a sus anchas en un estado de derecho que cada día se erosiona más y más. Por eso no extraña que en una balacera en Tulum, maten a turistas extranjeras. Incluso, que en Tangamandapio, masacren a 11 personas, entre ellos, menores de edad o que explote una pipa cuando realizaba huachicol en San Pablo Xochimehuacan, Puebla, y mate a personas, hiera a otras más y destruya más de 50 casas. Esto es el México real, gobernado por un político que prometió cambiar a la nación. El cambio es para mal. Hay más violencia, más pobres, más inquina.  

Add This: