Revire del 05 de mayo del 2022

El plan de AMLO para tratar de contener la alta inflación, es sólo un manojo de aparentes buenas intenciones. El fondo real es meramente electorero, cuando falta un mes para las próximas elecciones donde se disputarán seis gubernaturas. Las causas de los incrementos en precios son multifactoriales, algunos originados en el país y otros en el exterior. Entre los domésticos están la inseguridad, violencia, falta de certidumbre a las inversiones, las infinitas extorsiones, cobros de piso y la polarización política y social. De algún modo las variables inflacionarias surgidas en México pueden atenuarse con la colaboración de ciertos empresarios que acceden a ello, en detrimento de sus utilidades, más por temor a persecuciones fiscales y acoso palatino que por convicción. Lo que está fuera del dominio presidencial son los efectos por la invasión rusa a Ucrania y la interrupción de las cadenas de suministro, por ejemplo. ¿Se entiende? 

Add This: