Revire del 05 de julio de 2016

Mucha ámpula generaron las declaraciones de Margarita Zavala al asegurar que ella es un peligro para López Obrador. De inmediato, algunos ofendidos discípulos del “mesías tropical” salieron en defensa de su iluminado maestro. El nerviosismo que les provoca doña Margarita al dueño de Morena y seguidores no es en vano, la panista tiene todo para imponerse en el 2018, ante la debacle del PRI y desmoronamiento del PRD. Sabido es que en política no hay enemigo pequeño, y ni Margarita ni Andrés Manuel lo son. Cualquiera de los cuenta con altas posibilidades de arribar a Los Pinos. Caer en el error de minimizar al adversario sólo exhibe la falta de argumentos y oficio político. Lo que en México falta, desde hace muchos años, son propuestas serias de los partidos políticos y sus candidatos, alejadas del nefasto populismo y la deplorable demagogia, eso sí ayudaría, no la innecesaria violencia verbal.   

Add This: