Revire del 05 de enero de 2022

Los 15 mil 184 contagios de covid-19 en las últimas 24 horas, reconocidos por el gobierno este martes, no solo echan por tierra la desafortunada declaración presidencial de “que no nos metan miedo”, sino que exhibe, una vez más, la exasperante lentitud y el manejo político en la aplicación de las vacunas anticovid. La gravedad de la variante ómicron se refleja en el aumento exponencial de contagios y es inmoral e irresponsable que el jefe del Ejecutivo y sus empleados traten de tapar el sol con un dedo minimizando lo pernicioso que resulta ese microorganismo. No se trata de meter miedo, el asunto es aceptar la realidad, ser objetivo e informar a la población de manera precisa. Ubicar a la pandemia en su justa dimensión sin ser catastrofista. Si la gente está correctamente informada, tomará en serio las medidas sanitarias, pues hoy muchos creen que no pasa nada, que terminó la pandemia. Por favor, no mentir, no manipular.

Add This: