Revire del 05 de abril de 2022

Pareciera que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación empiezan a mostrarse como el autónomo Poder de la Unión que se supone son. En días recientes han tomado resoluciones que así lo hacen parecer. Primero, fue el revés al abusivo fiscal general, Alejandro Gertz Manero, aplicado mediante la liberación de Alejandra Cuevas, hijastra de su hermano Federico. Este lunes decidieron echar para atrás, de forma unánime, la arbitraria medida contenida en la llamada Ley Federal de Austeridad Republicana, para que los servidores públicos de mando superior no pudieran laborar durante diez años, luego de dejar el cargo, en empresas que hayan supervisado, regulado o respecto de las cuales hayan tenido información privilegiada en ejercicio de su cargo público. Una medida por demás absurda, autoritaria y retrógrada. Hay muchos modos de frenar la corrupción; por ejemplo, que no haya impunidad en la familia presidencial.   

Add This: