Revire del 04 de febrero de 2022

En los inextricables caminos de la política hay temas que, a primera vista, parecieran incomprensibles. Cuando esa actividad se junta con la diplomacia, forman un coctel muchas veces tóxico. Por ejemplo, varias empresas estadunidenses con millonarias inversiones en materia energética en nuestro país han solicitado a su gobierno intervenir para que no los afecte la reforma que el presidente López Obrador está empecinado en llevar a cabo. Sin embargo, este jueves, el embajador de EE.UU., Ken Salazar, aceptó, en su visita a la Cámara de Diputados, que el mandatario mexicano tiene razón en querer hacer cambios a la reforma energética que data del 2013. El diplomático, con su declaración, atiza las controversias que ha generado la propuesta presidencial. Salazar negó haber asistido a San Lázaro para hablar de la mencionada reforma. La coincidencia es que su visita se da justo cuando se realizan foros acerca de la proposición de AMLO.  

Add This: