Revire del 04 de enero de 2019

Para el presidente de la República, los retos y desafíos que le calientan la cabeza son dos: inseguridad y salud. Pero AMLO se quedó corto. En México existen otros graves problemas que también deben ser considerados prioritarios: la pobreza -53 millones de connacionales así lo demandan-; la carencia de un sistema de justicia eficaz y probo; abatir la alta tasa de desempleo; mejorar y ampliar el hasta ahora mediocre sistema de educación público; generar las condiciones adecuadas para que miles de mexicanos no tengan que emigrar a Estados Unidos ante la falta de oportunidades en el país, y abatir al crimen organizado. Si bien, terminar la infernal violencia que tiene como rehén a la sociedad es imprescindible además de urgente, porque esta nación ya no soporta más sangre ni agresiones a la ciudadanía, no pueden minimizarse otros perniciosos factores que tienen postrado en el terror al estoico pueblo sabio.  

Add This: