Revire del 04 de agosto del 2021

Luego de varias chicanadas en el Congreso, finalmente los diputados Saúl Huerta de Morena y Mauricio Toledo del Partido del Trabajo, el primero acusado de abuso sexual de un menor y el segundo de enriquecimiento ilícito, serán desaforados en un segundo periodo extraordinario de sesiones. Los morenistas y sus patiños de partidos aliados ya no pudieron seguir protegiendo al par de legisladores. Para la opinión pública, ambos políticos son indefendibles. Pero en la clase política suelen protegerse entre ellos, por eso los rodeos y artimañas. Hoy no les queda más a diputados y senadores que cortar la cabeza a dos de ellos. La guillotina está afilada y lista. El par de acusados quedará sin protección y la justicia echará mano de ellos. Salvo una instrucción superior que ordene otra cosa, Huerta y Toledo enfrentarán la justicia muy pronto. Vamos a ver si realmente nadie está por encima de la ley, o la impunidad sigue campeando en Morena.   

Add This: