Revire del 03 de junio de 2022

Sucede que muchos de aquella nueva clase política del PRI, como la calificó Enrique Peña Nieto, están en la cárcel. Javier Duarte, Roberto Borge, Roberto Sandoval, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, entre otros. A ellos se unió este jueves, César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, quien fue extraditado por el gobierno estadunidense. Esa generación de mandatarios priistas no desaprovechó la costumbre de beneficiarse indebidamente de los recursos públicos. Otros fueron más allá y se les acusa de nexos con el crimen organizado. Era, y no sabemos si lo sigue siendo, una praxis en el Revolucionario Institucional. La corrupción se desbordó en el sexenio peñista. El mismísimo Peña Nieto se vio envuelto en el escándalo de la llamada “Casa Blanca” y ha sido mencionado en el delicado tema de los sobornos de Odebrecht. Pero hay categorías, mientras el mexiquense vive a todo lujo en España, sus correligionarios permanecen en prisión.

Add This: