Revire del 03 de febrero de 2017

Si bien la oscura y demencial era Trump es un peligro constante, más temprano que tarde serán los propios estadunidenses quienes le pondrán la camisa de fuerza al fascista republicano. Por lo pronto y a pesar de sus exabruptos con México y la comunidad internacional, los mercados financieros necesariamente comienzan a ubicar en su justa dimensión las bravatas del repudiado “míster peluquín”. La turbulencia generada por los alucinantes tuitazos del ahora presidente de la unión americana terminará siendo simple lluvia molesta. Y así lo entienden los señores del dinero alrededor del mundo que seguramente marcarán distancia respecto al pernicioso huésped de la Casa Blanca. Mientras, en México nuestra moneda sigue recuperándose de las andanadas de Donald Trump. Luego de llegar hasta niveles de 22.65 por dólar hace unas semanas, el peso se cotizó ayer en bancos a 20.85. Una buena noticia para la economía mexicana.

Add This: