Revire del 03 de abril de 2019

Era cuestión de tiempo para que los efectos perniciosos de la violencia en México comenzaran a impactar a la industria turística. En los últimos años las divisas provenientes del turismo en nuestro territorio se convirtieron en una de las principales entradas para las arcas nacionales, sólo superadas por el petróleo y las remesas familiares enviadas por nuestros paisanos desde Estados Unidos. Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, advirtió este martes que el sector está pidiendo auxilio pues hay una situación que no está funcionando, y subrayó que el turismo atraviesa una crisis en el país. Señaló también que actualmente hay disminución de visitantes y, por consecuencia, menos ingreso de dinero. Atribuyó la delicada situación a la falta de promoción y “otros” factores. Es decir, en el nuevo gobierno terminó por conformarse un muy peligroso coctel: la inseguridad y la indolencia oficial al tratar de ahorrar en la promoción de México.

Add This: