Revire del 02 de enero de 2017

Inició el 2017 con un panorama apocalíptico para los mexicanos. Claro, para todos aquellos que no pertenecemos a la privilegiada clase política o a la abusiva élite que conforma la alta burocracia. Inmorales e injustificados aumentos a las gasolinas, una deprimente y exigua economía, aunado a la inequitativa política fiscal recaudatoria, en conjunto con la desbordada corrupción que impera en las instancias oficiales, más la irrefrenable violencia que aterroriza a millones de connacionales, hacen con todo ello un futuro francamente perturbador para la sociedad mexicana. México no avanza en la dirección correcta, es evidente. Muestra de ello son los dos millones de pobres que aumentaron en lo que va de la administración peñista y se sumaron a los 53 que ya existían, es decir, uno de cada dos habitantes en el país se encuentra en situación de pobreza. Los números son irrefutables y prueban el fracaso del actual gobierno priista.  

Add This: