Revire del 01 de noviembre de 2016

Las ansias febriles de aquellos políticos que se consideran “presidenciables” los llevan a cometer una serie de disparates que bien podrían considerarse una tragicomedia. El caso más reciente lo regala el  gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, -por cierto, con escasas posibilidades de  concretar el sueño guajiro de sentarse en la silla presidencial- que mandó colocar la leyenda “el nuevo presidenciable”, en espectaculares, unidades del transporte público y en las revista “Líderes Mexicanos”. Por lo pronto, el INE ya bajó de su nube al iluso mandatario y le ordenó suspender de inmediato la mencionada publicidad. La vorágine desatada en el PAN con tal de obtener la candidatura azul que compita en el 2018, ha ocasionado una profunda división en ese partido donde se empezaron a dar con todo. Mareadas por el triunfo obtenido en junio pasado las tribus panistas facilitarán así el trabajo de sus adversarios.      

Add This: