Revire del 01 de marzo de 2021

Se cumplió un año desde que se registró el primer contagio de covid-19 en México. Un año cargado de dolor, desesperanza, impotencia y mucho rencor hacia el gobierno. Y motivos sobran para estar inconformes con la administración morenista. Su estrategia ha sido, al menos, desastrosa. Esto, a consecuencia de improvisación, incapacidad y negligencia. Y no se podía esperar menos si el presidente López Obrador puso, y sigue poniendo, el mal ejemplo de no usar cubrebocas, de insistir con sus giras propagandísticas en plena crisis sanitaria. De acogerse a la protección de estampitas y detentes, de menospreciar las opiniones de verdaderos especialistas; también, de sostener por capricho al frente de la campaña anticovid, al inepto y errático subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, cuyo pronóstico catastrófico de 60 mil muertes, quedó triplicado en la pandémica realidad. Y del manejo electorero de las vacunas, la sociedad está harta.

Add This: